Al menos 18 personas han muerto y 35 han resultado heridas en la zona del mar Muerto, en el oeste de Jordania, por las lluvias torrenciales que se han registrado a lo largo del día en el país, según ha informado este jueves el Departamento de Defensa Civil jordano.

La mayoría de los fallecidos eran niños de menos de 14 años que iban en un autobús de excursión cerca del Mar Muerto. El vehículo fue arrastrado por la violencia de las inundaciones en la zona.

Continúan las labores de rescate para sacar del vehículo a los 43 alumnos que viajaban en él y profesores que estaban en el autobús accidentado en la zona de las termas de Al Zara, entre Wadi Mujib y Wadi Zerka, a orillas del mar Muerto. La cifra de muertos podría aumentar por el número de desaparecidos, según ha afirmado la agencia oficial de noticias Petra.