La Dirección General de Tráfico pone en marcha desde el lunes 23 y hasta el viernes 27 de julio una campaña especial para intensificar los controles a furgonetas, un tipo de vehículo que se conduce con el mismo permiso de conducción que un turismo, pero que tiene características diferentes a los mismos que hace que no se conduzcan  igual.

Durante los cinco días  se establecerán puntos  de control  en las carreteras, sobre todo en las convencionales, que son las que mayor índice de siniestralidad registran y en zonas próximas a centros comerciales, polígonos industriales y lugares de carga y descarga.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico, comprobarán  la velocidad, la documentación tanto del vehículo como del conductor, la carga transportada, si  los conductores conducen con presencia de alcohol y drogas  o si se ha pasado la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos, cuestiones todas ellas relacionadas con la seguridad vial.