Las Fuerzas Democráticas Sirias han declarado este sábado la eliminación total del autoproclamado “califato” y la derrota territorial del DAESH en en Siria.

“Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) declaran la eliminación total del supuesto califato y una derrota territorial del 100% del Estado Islámico”, declaró un portavoz de las FDS, Mustefa Bali, en un comunicado.

La bandera de las Fuerzas Democráticas Sirias ondea en uno de los poco edificios que ha quedado en pie. A lo largo del día, se procederá a la celebración de la victoria. El último campamento en el que resistieron los combatientes ofrece un escenario apocalíptico, los vehículos y tiendas de campaña en los que vivían con sus familias han quedado reducidos. El califato llegó a controlar 88.000 km entre Siría e Irak.

A pesar de la caída de Al Baguz, el DAESH todavía tiene presencia “residual” en vastas regiones de Irak y en zonas desérticas de Siria, según un mapa mostrado en público esta semana por el presidente estadounidense, Donald Trump, elaborado por una agencia de inteligencia estadounidense.