En Bosnia, uno de los países más afectados, tres personas murieron y otras 17 resultaron heridas en diversos accidentes de tráfico en carreteras nevadas. 14 de los heridos viajaban en un autobús que patinó y volcó. También volcó una maquina quitanieves que limpiaba una carretera en el monte Komar, en el centro del país.

En Serbia, continúa activo en siete municipios el estado de emergenciadeclarado el viernes a causa de unas condiciones climatológicas que no dan tregua a la población. Varios pueblos de montaña han quedado aislados y las escuelas permanecen cerradas.

En Baviera, al sur de Alemania, permanecen también activos los servicios de emergencia, con más de 200 policías trabajando junto al ejército en labores de limpieza de nieve.

Cerca de la frontera con Austria, alrededor de 1.000 personas permanecen atrapadas en su aldea ya que el riesgo de avalancha en la carretera de salida es demasiado elevado.