​Se iguala así el derecho de las familias monoparentales a las de dos progenitores a disfrutar del periodo adicional en los casos señalados (la estadística señala que en la gran mayoría de los casos, son las mujeres quienes forman familias como progenitoras únicas).