La jefa del Ejecutivo local de Hong Kong, Carrie Lam, ha reiterado este martes su respaldo a la ley de seguridad nacional que el Gobierno chino planea aplicar en este territorio semiautónomo y ha asegurado que las libertades de los hongkoneses no están en peligro.

“No hay necesidad de preocuparse”, dijo Lam en una conferencia de prensa semanal. “En los últimos 23 años, siempre que la gente se ha preocupado por la libertad de expresión y de protesta de Hong Kong, una y otra vez, Hong Kong ha demostrado que defendemos y preservamos esos valores”, dijo.