Por su rol en “actos y decisiones que socavaron la democracia y el ejercicio de la ley” en el país sudamericano. Entre ellos, figura en la lista el diputado Luis Parra, a quien el oficialismo y algunos opositores disidentes consideran presidente de la Asamblea Nacional.