La embajadora de Venezuela en Bruselas ha sido convocada. Pero no será fácil expulsarla, la decisión requiere la unanimidad de todos los Estados miembros, y Venezuela es un tema que divide, tanto a los países de la UE como a los grupos políticos.