La Unión Europea ha reafirmado que considera ilegales los asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados. Lo ha hecho después de que Washington retirara la objeción legal a la colonización en Cisjordania.

“La posición de la UE sobre la política de asentamientos israelí en los territorio palestinos ocupados es clara y no ha cambiado”, ha señalado en un comunicado la alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, poco después de que se conociese la decisión estadounidense pero sin hacer referencia expresa a la misma.

Los Veintiocho, añade la nota, seguirán apoyando la reanudación de un proceso para conseguir una solución de dos Estados, “el único modo realista y viable para satisfacer las aspiraciones legítimas de ambas partes”.

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha rechazado la decisión estadounidense y ha asegurado que Estados Unidos “ha perdido por completo toda credibilidad y ya no tiene ningún papel en el proceso de paz”.

“No tiene derecho ni está autorizado a revocar las resoluciones de la legitimidad internacional, ni tiene derecho a otorgar legitimidad alguna a los asentamientos israelíes”, ha expresado el ministro de Información palestino, Abu Rudieneh.