Partirá con 7.500 millones de euros iniciales que servirán para aportar liquidez a las empresas de los veintisiete Estados miembros

Así lo han anunciado este martes los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con los líderes de todos los países de la UE al término de Consejo Europeo. 

“Usaremos todas las herramientas a nuestra disposición para garantizar que la UE pasa esta tormenta”, ha señalado la presidenta de la CE.

Michel, por su parte, trasladó su “simpatía con Italia y otros Estados miembros” de la UE afectados por el virus y aseguró que las capitales han acordado actuar con un “enfoque conjunto y coordinación”.

Para ello, el Ejecutivo comunitario interpretará con la máxima flexibilidad las normas fiscales del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, mensaje que va en línea con el que Bruselas le trasladó a Italia el pasado domingo después de que Roma informara de que su déficit se desviaría al menos del 2,2 % previsto al 2,5 %, como consecuencia de las medidas adoptadas para frenar la propagación del COVID-19.