El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, convocó este viernes una cumbre extraordinaria para que los líderes de los países de la Unión Europea (UE) debatan los próximos pasos en el proceso del “brexit” después de que el Parlamento británico rechazara por tercera vez el acuerdo de salida.

“Visto el rechazo al acuerdo de salida en la Cámara de los Comunes, he decidido convocar un Consejo Europeo el 10 de abril”, escribió Tusk en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) ve ahora como “un escenario probable” un Brexit sin acuerdo y asegura que, aunque no era “deseable”, la UE está “preparada para ello”.

“La UE se ha estado preparando para esto desde diciembre de 2017 y está ahora totalmente lista para una retirada sin acuerdo en la medianoche del 12 de abril”, explica la CE en un comunicado en el que que también afirma que “en ningún caso” se replicarán los beneficios del pacto de retirada, incluido un periodo de transición, “en una marcha sin acuerdo”.