La cifra de trabajadores de origen extranjero afiliados a la Seguridad Social se situó en noviembre en 1.704.921, lo que supone una bajada de un 1,66%, 28.705 trabajadores menos.

Respecto al año pasado, el número de afiliados extranjeros aumenta un 5,15%, 84.463 personas ocupadas más que en 2015, dato más alto registrado en un mes de noviembre desde 2007.

Del total de trabajadores extranjeros que cotizan en el Sistema de la Seguridad Social, los grupos más numerosos proceden de Rumania (305.568), Marruecos (211.971), China (97.043), Italia (84.093), Ecuador (67.532). Les siguen los que provienen de Reino Unido (60.510), Bulgaria (53.446), Colombia (51.050), y Bolivia (49.688).

En cuanto a los datos interanuales, la afiliación a la Seguridad Social de extranjeros creció en todas las comunidades autónomas, salvo en Extremadura (-10,8%) y Asturias (-1,1%).

En el balance general de noviembre, del total de trabajadores de origen foráneo, 989.429 proceden de países de fuera de la UE y el resto (715.492) de países comunitarios.

Por regímenes, la mayoría de los ocupados extranjeros está encuadrado en el Régimen General, 1.422.070 (concretamente este dato incluye el Sistema Especial Agrario, con 199.333 ocupados, y el de Hogar, con 190.484); le sigue el de autónomos, con 278.351 personas; el Régimen Especial del Mar, 4.298 y el Carbón, 201.

De la cifra total de ocupados en noviembre 946.893 son hombres y 758.028 mujeres.