El Vaticano asegura que en ningún momento se pronunció ante Carmen Calvo acerca de dónde deben descansar los restos del dictador

 – A propósito de la reunión que mantuvieron el lunes 29 de octubre, el Secretario de Estado de la Santa Sede y la Vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, precisó a través de un comunicado, lo siguiente:

«El cardenal Pietro Parolin no se opone a la exhumación de Francisco Franco, si así lo han decidido las autoridades competentes; pero en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación. Es cierto que la señora Carmen Calvo expresó su preocupación por la posible sepultura de los restos en la catedral de La Almudena, así como su deseo de explorar otras alternativas, también a través del diálogo con la familia. Al Cardenal Secretario de Estado le pareció oportuna esta solución».

El Gobierno había dejado entender este martes que el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, había garantizado a Carmen Calvo en dicha reunión su oposición a que los restos de Franco fueran inhumados en la catedral de la Almudena.

También este martes, el arzobispado de Madrid ha confirmado que no se ha concretado nada con los familiares  sobre la inhumación de Franco. La diócesis, al igual que el Vaticano, ha apelado al diálogo y a un acuerdo entre el Gobierno y la familia.