Cayó un 2,6% en noviembre en tasa interanual con datos desestacionalizados (INE). Se trata de la mayor contracción desde mayo de 2013 mostrando que la actividad se frenó en el último trimestre de 2018, en un entorno global afectado por incertidumbres sobre el comercio global, el divorcio de Reino Unido y la UE, y la negociación del presupuesto italiano.

Destaca el hecho de que todos los sectores presentaron tasas anuales negativas, registrando energía (-5,6%) y bienes intermedios (-3,0%) los mayores descensos en los índices corregidos.

Por comunidades autónomas, la tasa anual de la producción industrial fue positiva en cuatro y negativa en las otras 13.

Los mayores incrementos se produjeron en Comunitat Valenciana (3,9%), Comunidad de
Madrid (3,6%) y Castilla – La Mancha (2,9%). Y los mayores descensos en Extremadura (-19,4%), Región de Murcia (-11,2%) e Illes Balears (-10,7%).