La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, promulgó este domingo (24.11.2019) la ley para convocar a nuevas elecciones generales, que excluyen al exiliado exmandatario Evo Morales de la contienda, después de un mes de protestas que suman 32 muertos.

En un acto en la sede de gobierno, la mandataria firmó el llamado “Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales 2020”.

“Llegamos a este día con la satisfacción del deber cumplido porque este es el principal objeto de mi gobierno: nuevas elecciones en el menor tiempo posible”, dijo Áñez durante la ceremonia, a la vez que manifestó el compromiso de que serán unas elecciones “limpias, justas y transparentes”.