La Policía Nacional está investigando más de 60 denuncias por agresiones físicas, daños a vehículos, coacciones y desórdenes públicos contra vehículos de transporte con conductor (VTC), y ha llevado a cabo varias detenciones durante esta semana, aunque no ha precisado el número o la naturaleza.