El histórico dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, “Josu Ternera”, quedó retenido este miércoles, horas después de que un tribunal decretara su inmediata liberación, para que se le notifique una euroorden emitida por España, que lo reclama por un atentado de 1987 con once muertos.