El registro empezó a las cinco de la mañana y en él participaban un centenar de agentes y funcionarios a las órdenes de cinco magistrados que llevan a cabo la investigación. La operación está coordinada por el ministerio de Hacienda y la Brigada de Represión de la Gran Delincuencia Financiera (BRGDF).

En febrero pasado, se publicó que la Hacienda francesa reclamaba al gigante estadounidense de internet 1.600 millones de euros. En 2011, la filial de la compañía en Francia ya fue registrada por sus transferencias hacia la filial irlandesa donde se halla su central europea.