Servirá para cubrir 1.000 intervenciones de traumatología y 1.000 cirugías

Un avión con 20 toneladas de material médico de la OMS ha llegado a Beirut, Líbano, para tratar a las víctimas de las explosiones del pasado martes que mataron al menos a 135 personas y dejaron más de 5000 heridos.

El cargamento de materiales servirá para cubrir 1.000 intervenciones de traumatología y 1.000 cirugías para personas que sufren heridas y quemaduras por la detonación.

Tres hospitales de Beirut han quedado fuera de servicio y dos más han resultado parcialmente dañados. Los heridos están siendo transferidos a hospitales por todo el país y muchos centros están desbordados.

Según la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU, numerosos pacientes son tratados en la calle o en parqueos. Además, las explosiones se produjeron en un momento en el que las UCIS ya estaban llenas con enfermos de COVID-19.

Las explosiones también dañaron muchos edificios en la ciudad. El Gobierno estima que han dejado a 300.000 personas sin hogar.