El enviado especial de la ONU para Siria ha dado la bienvenida al acuerdo entre los presidentes de Turquía y Rusia para crear una zona desmilitarizada en Idlib, en Siria, evitando, de momento, una escalada militar.

Staffan de Mistura pedía que se ponga en marcha rápidamente y se permita el acceso humanitario a la zona. El enviado especial espera que ese acuerdo permita acelerar un acuerdo político: “Estamos satisfechos de que se frene la escalada militar en un área importante, Idlib, y ahora que tenemos ese acuerdo no hay motivos para no avanzar rápidamente en el proceso político”, dijo.

De Mistura ha explicado que tras sus consultas se han elaborado las listas con los delegados para formar el comité que reformaría la constitución: un tercio de delegados del Gobierno, un tercio de la oposición y un tercio formado por expertos sirios, sociedad civil, líderes tribales y mujeres.

El enviado ha dicho que sería fácil “seguir haciendo consultas”, pero que hay que fijar una fecha para lanzar ese comité constitucional.

“No subestimemos la importancia”, decía De Mistura. “Los sirios tienen que empezar a conversar cara a cara” sobre el futuro del país.