El enviado especial de la ONU para Siria ha comparecido por última vez ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas antes de que su mandato termine a finales de año.

Staffan De Mistura ha dicho que el trabajo para formar un comité constitucional está “prácticamente terminado”, pero ha lamentado no haya habido más progresos.

De Mistura ha explicado que el Gobierno sirio se opuso a la tercera lista de integrantes, preparada por la ONU con nombres de miembros de la sociedad civil y expertos independientes. Los esfuerzos diplomáticos se intensificaron y esta semana en Ginebra los ministros de exteriores de Rusia, Turquía e Irán hicieron sugerencias para llegar a un acuerdo sobre esa tercera lista.

“La Secretaría de la ONU tras examinar los nombres determinó que no nos sentimos totalmente cómodos en dar el sello de legitimidad de la ONU a los 50 nombres por no cumplir los criterios necesarios de credibilidad e imparcialidad. Por eso, sugerido por nosotros, falta ir una milla más allá”.

De Mistura no ha mencionado la retirada de las tropas de Estados Unidos del país y qué impacto puede tener esto en las negociaciones.