Todos los fallecidos eran menores de 30 años

– La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU expresó este viernes en Ginebra su preocupación por haber recibido información de unos 239 manifestantes heridos por armas de fuego y perdigones a quemarropa, además de al menos diez periodistas. La ONU recuerda a las autoridades venezolanas que deben garantizar que no se haga un uso excesivo de la fuerza.

En las protestas del Primero de Mayo contra Nicolás Maduro, la cifra de víctimas mortales se elevó a cinco, aseguró la portavoz Ravina Shamdasani: “En dos días de manifestaciones, el 30 de abril y el 1 de mayo, hemos documentado informes de cinco manifestantes muertos por armas de fuego: un niño de 15 años del estado de Mérida; un niño de 16 años y un joven de 24 años presuntamente asesinados el 30 de abril por individuos armados progubernamentales en el estado de Aragua; y un niño de 15 años asesinado por un arma de fuego y una mujer de 27 años que recibió un disparo en la cabeza cerca de la plaza Altamira mientras participaba en las manifestaciones del 1 de mayo”.

Estos fallecimientos se suman a las 44 personas asesinadas en 2019 en el contexto de las manifestaciones registradas por la Oficina, un total de 49 muertes.

La portavoz de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, señaló que también ha habido “informes de ataques contra periodistas que cubren la manifestación”.

“Entendemos que al menos diez periodistas resultaron heridos el 1 de mayo, incluidos cinco que fueron heridos por perdigones”, dijo.