Los heridos incluyeron a 22 cascos azules de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL).

Por su parte, ocho miembros del personal de la Fuerza de Tarea Marítima de la Misión sufrieron heridas graves cuando la ola expansiva alcanzó su buque, que estaba atracado en el puerto.

Además, siete trabajadores de UNICEF resultaron heridos leves y decenas han perdido sus hogares.