El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha pedido este lunes a los países afectados por el coronavirus que hagan “un test por cada caso sospechoso”, pues es “la columna vertebral” de la respuesta contra el Covid19, que ya ha dejado más de 160.000 casos de contagio y más de 5.000 fallecidos en más de 150 países del mundo.

En la rueda de prensa diaria, el director general del organismo de Naciones Unidas ha avisado de que, a pesar de que se ha visto un aumento de las medidas de distanciamiento social, como cierre de escuelas o cancelación de eventos deportivos, “no se ha visto un incremento lo suficientemente urgente” para realizarse las pruebas de detección del coronavirus, el aislamiento o el rastreo de casos.

En este sentido, Tedros ha reconocido que, aunque la población de mayor riesgo de mortalidad por el nuevo coronavirus son las personas mayores de 60 años, hay jóvenes, e incluso niños, que han muerto. Por ello, ha instado a los países a aumentar las pruebas de detección del Covid19.