La OCDE reduce sus previsiones de crecimiento económico mundial de casi el 4% a entre el 3,1% y el 3,2%

– Así lo confirmó su secretario general Ángel Gurría, en una entrevista con Euronews, en la que achaca este descenso a las actuales tensiones comerciales y al temor al acceso a los mercados y la consiguiente falta de inversión. Para Gurría, la clave del crecimiento no es otra que el consumo.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como sus tensiones en el plan tecnológico están generando según Gurría no solo una gran división entre Washington y Pekín sino también entre Estados Unidos y otros países que sí desean colaborar con China y usar su tecnología.

Gurría asegura que desde la pasada crisis financiera, la OCDE se ha centrado en el llamado “crecimiento inclusivo”, basado en las oportunidades, las habilidades, la salud y la educación como formas de ayudar a los países a recuperarse de la recesión económica, y a enfrentarse a nuevos desafíos

El informe económico anual de la OCDE se publica este martes.