Rebaja al 2,4% su previsión en 2020

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha señalado este lunes que la economía global afronta “su mayor peligro desde la crisis financiera” a raíz del brote del coronavirus Covid-19.

Sus perspectivas para este año muestran tanto el mejor de los escenarios, como el más adverso. “En ambos casos, la OCDE llama a los gobiernos a actuar de inmediato para limitar la propagación del coronavirus, proteger a las personas y las empresas de sus efectos y apuntalar la demanda en la economía”.

En el mejor de los casos de brotes limitados en países fuera de China, se espera una fuerte desaceleración en el crecimiento mundial en la primera mitad de 2020 a medida que las cadenas de suministro y los productos básicos se ven afectados, el turismo cae y la confianza se debilita. De esta forma, el crecimiento económico mundial caerá a 2,4% durante todo el año, en comparación con el 2,9% “ya débil” de 2019, para aumentar hasta el 3,3% en 2021.

En el caso de China, sus perspectivas de crecimiento se han revisado a la baja “bruscamente” a menos del 5% este año después del 6,1% en 2019.

En el escenario más adverso, con un contagio más amplio en toda la región de Asia-Pacífico y las economías avanzadas, como ha sucedido en China, las perspectivas de la OCDE muestran que podría reducir el crecimiento mundial a un mínimo del 1,5% este año, reduciendo a la mitad la proyección anterior de 2020 de la OCDE desde noviembre pasado.

“Las medidas de contención y la pérdida de confianza afectarían la producción y el gasto y llevarían a algunos países a la recesión, incluidos Japón y la zona del euro”, alertan.