La mitad de la flota corporativa (operativa, comercial y de representación) de Endesa estará electrificada en tres años. Este es el objetivo que tiene la compañía dentro de su Plan de Movilidad Sostenible como ejemplo de su compromiso con el impulso de una nueva cultura de la energía basada en la electrificación de la demanda y un consumo eficiente y responsable.

Así, en 2021, la compañía tendrá incorporados a su flota más de 400 vehículos eléctricos puros y cerca de 600 híbridos que permitirán un ahorro de emisiones a la atmósfera de 1.779 toneladas de CO2.

“En 2008, Endesa fue pionera en este tipo de actuaciones, introduciendo 450 vehículos híbridos (no enchufables) para labores comerciales. Gracias a ello, a la constante racionalización de la flota y al compromiso con la electrificación, estamos trabajando para que en el horizonte 2020-2021 la mitad de nuestra flota esté electrificada”, afirma Pablo Samaura, responsable de gestión de la flota de Endesa.

En la actualidad, Endesa cuenta con 104 vehículos eléctricos puros (EV) en su flota y con 545 híbridos, lo que representa ya un 31,5% del total.