El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asistido a la Cumbre del G5 Sahel de ministros del Interior de Níger, Chad, Burkina Faso, Mali y Mauritania, que se ha celebrado en a Niamey (Níger), tras la invitación enviada por su homólogo nigerino, Mohamed Bazoum, para participar en este encuentro internacional.

Durante esta Cumbre, los ministros del Interior del G5 Sahel más España, Francia, Alemania, Italia y la Comisión Europea junto a otros países africanos como Senegal, Guinea Conakry, Costa de Marfil y Libia, y con la participación de varias organizaciones internacionales que operan en la región del Sahel, han debatido sobre diversos asuntos relacionados con la lucha contra la inmigración irregular, la trata de seres humanos, el tráfico de armas, la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado transfronterizo.

El G5 Sahel es un foro subregional que fue creado en febrero de 2014 con el objetivo de coordinar las estrategias de las diferentes organizaciones internacionales que operan en la región del Sahel en materia de seguridad y de desarrollo. Durante estos últimos años, el Ministerio del Interior de España ha intensificado y mejorado la cooperación con los países del Sahel por el interés creciente de España y de la Unión Europea por contribuir a la seguridad y a la estabilidad de la región.

Durante su intervención, Juan Ignacio Zoido ha subrayado que el Sahel es una zona de interés prioritario para España “que mantiene un firme compromiso con sus vecinos, socios y aliados de la región del Sahel y contribuye a la gobernabilidad, estabilidad y seguridad de esta zona”. Zoido ha señalado que el terrorismo, el crimen organizado y las redes de tráfico de inmigrantes “no entienden de fronteras”. “Más seguridad y estabilidad en el Sahel significa más seguridad para todos”, ha dicho Juan Ignacio Zoido.

El ministro español del Interior ha trasladado a sus homólogos europeos y africanos el compromiso y apoyo de España a la Cumbre del G5 Sahel y a las iniciativas acordadas en este foro internacional para luchar juntos contra el tráfico irregular de inmigrantes, la trata de seres humanos, el terrorismo yihadista y el crimen organizado en la región del Sahel.

Juan Ignacio Zoido ha recordado el apoyo de España a la Fuerza Conjunta G5 Sahel compuesta por cerca de 5.000 hombres de cinco países que trabajan con un mismo objetivo que es la derrota del terrorismo, la delincuencia organizada transfronteriza y el tráfico de seres humanos en el Sahel. En este sentido, Zoido ha mostrado su convencimiento de que esta Fuerza Conjunta ayudará decisivamente a combatir todas estas amenazas y ello redundará en una mayor seguridad en la zona.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dicho que nuestra prioridad debe ser evitar la pérdida de vidas humanas y reforzar la cooperación operativa entre los Estados de origen, tránsito y destino de los inmigrantes irregulares que es, -ha dicho el ministro español-, “uno de los principales retos a los que debemos hacer frente”.

 

Además, el ministro español del Interior ha reafirmado la idea de que es necesario un enfoque global del fenómeno migratorio y, ahora más que nunca, adoptar medidas efectivas y concretas cuando las redes de tráfico de seres humanos modifiquen su estrategia y opten por otras rutas para llegar a Europa. Por ello, Juan Ignacio Zoido ha apostado por intensificar el apoyo mutuo, unidos en la defensa de un trabajo conjunto basado en el respeto y la confianza mutua.

Zoido ha explicado que es prioritario impulsar y dar continuidad a las acciones que se están desarrollando con éxito como la experiencia del Equipo Conjunto de Investigación (ECI Níger) -liderado por la Policía Nacional- que ha permitido desmantelar en 2017 a un total de 12 redes internacionales de tráfico de seres humanos y detenido a 86 personas.