La Cámara de los Lores del Reino Unido ha aceptado este miércoles las modificaciones introducidas por los Comunes en la ley del Brexit, que ha superado así el último trámite parlamentario y ha quedado lista para ser aprobada de forma oficial con el consentimiento real de Isabel II.

Once meses después de su primera lectura en el Parlamento, las dos cámaras británicas han dado su visto bueno al texto que derogará la ley de 1972 por la que el Reino Unido se integró en las instituciones europeas y transpondrá a la legislación local gran parte de las normas comunitarias.

Los Lores, que este miércoles analizaron la ley por tercera ocasión, rehusaron introducir nuevas enmiendas, después de que los Comunes hayan revocado la mayoría de las cláusulas introducidas por la Cámara alta.