La decisión responde a las medidas adoptadas por Estados Unidos contra la firma china por preocupaciones por supuestos problemas de seguridad.