La facturación de la industria española experimentó en noviembre una variación del -2,8%, casi tres puntos inferior a la de octubre, y los pedidos se situaron en el -22,3%, 22,3 puntos inferior a la del mes anterior.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este martes, en cuanto a la cifra de negocio, por destino económico de los bienes, los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario presentaron tasas anuales negativas en tres de los cinco sectores analizados, destacando el descenso de energía (-11,7%).

Respecto a los pedidos, presentaron tasas anuales negativas en cuatro de los cinco sectores analizados, con la mayor caída de bienes de equipo (-47,2%).

Por comunidades autónomas, la cifra de negocios aumentó en tres comunidades autónomas y disminuyó en 14. Los mayores descensos se producen en Principado de Asturias (-12,4%), Comunidad de Madrid (-11,1%) y Cantabria (-10,3%). Los incrementos se produjeron en Comunidad Foral de Navarra (6,6%), Comunitat Valenciana (3,4%) y Galicia (0,9%).

En el caso de los pedidos, aumentaron respecto al mismo mes del año pasado en cuatro comunidades autónomas y disminuyeron en las otras 13. Los mayores descensos tuvieron lugar en Región de Murcia (-85,2%), Andalucía (-23,3%) y Galicia (-15,8%). Y los mayores incrementos en Comunidad Foral de Navarra (19,2%), Aragón (10,6%) y Comunitat Valenciana (10,3%).