En el marco de una investigación dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción nº6 de la Audiencia Nacional, la Fiscalía y la Guardia Civil han desarrollado una operación en Cataluña orientada a esclarecer presuntas actividades delictivas planificadas por miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR).

Los detenidos tenían componentes y materiales para la fabricación de explosivos caseros, entre ellos detonadores, con el fin de ser utilizadas para llevar a cabo acciones de terrorismo callejero. 

Durante los citados registros, se ha incautado abundante documentación y material informático para su estudio y análisis. Además, se ha localizado abundante material y sustancias, consideradas precursores para la confección de explosivos, susceptibles (a espera de confirmación por los especialistas) de ser empleadas en la fabricación de artefactos.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional califica de grupo terrorista a los nueve detenidos de los Comités de Defensa de la República (CDR) y asegura que sus “proyectos terroristas” estaban en un “avanzado grado de preparación”, pues ya tenían “objetivos seleccionados”.

Según ha informado el Ministerio Público en un comunicado, la operación se ha desarrollado “ante la certeza de las acciones que iban a perpetrar” aprovechando el período comprendido entre el aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y la sentencia del juicio del ‘procés’, cuya fecha todavía no se conoce pero que se prevé para ese mismo mes.

Por este motivo “se ha decidido proceder a la detención de los implicados, para abortar el proyecto que podría haber causado daños irreparables debido a lo avanzado de sus preparativos”, explica el comunicado, cuyo título es “Neutralización acción y grupo terrorista de índole secesionista catalán”.

A los nueve detenidos se les imputan delitos de rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos, pues en los diez registros practicados se ha podido intervenir “abundante documentación y material informático para su estudio y análisis”, así como “sustancias consideradas precursores para la confección de explosivos”.

Aunque la Fiscalía aclara que estas sustancias han de ser todavía analizadas, subraya que podrían ser “susceptibles de ser empleadas en la fabricación de artefactos explosivos y de ser utilizados contra objetivos seleccionados por un grupo de militantes de los CDR”.

Siete de los nueve arrestados llegarán este lunes a Madrid custodiados por la Guardia Civil, quedando a disposición del Juzgado central número 6, al frente de la investigación junto con la Fiscalía de la Audiencia Nacional y los Servicios de Información del Instituto Armado.

Los detenidos son todos hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 35 y los 50 años. Entre los arrestados se encuentran Eduard Garzón y David Budria, que ya fueron investigados en febrero por la protesta en los alrededores de la cárcel de Lledoners durante el último traslado desde Cataluña a Madrid de los exdirigentes catalanes presos y juzgados en el Tribunal Supremo. A los integrantes de aquella protesta se les conoce como ‘Los 9 de Lledoners’.