La gestora que se encarga ahora del PSOE tras la dimisión de Pedro Sánchez, se reunirá este mismo lunes a las 12 de la mañana. Los miembros, presididos por el asturiano Javier Fernández, se encargarán de las funciones ejecutivas del partido hasta celebrar el Congreso Federal extraordinario.

El paso más inmediato es fijar la hoja de ruta a seguir hasta que se celebre un congreso extraordinario, del que previsiblemente saldrá el nuevo líder del partido. Después, habrá que establecer la nueva dirección del PSOE en el Congreso y en el Senado y tratar de frenar la sangría interna entre sus miembros.

La gestora no podrá, sin embargo, fijar una postura ante una posible investidura de Rajoy, puesto que esta es competencia del Comité Federal, que previsiblemente se celebrará en la segunda quincena de octubre.