La Generalitat de Cataluña ha ordenado el cierre al público desde hoy 25 de julio de discotecas, salas de baile y salas de fiestas con espectáculo en toda la comunidad autónoma para tratar de frenar la transmisión del coronavirus. También quedan suspendidas en toda Cataluña las actividades musicales con pistas de baile o espacios habilitados fuera de los establecimientos y se obliga a cerrar a las doce de la noche los salones de juego, casinos y salas de bingo.