La explosión de un artefacto en un supermercado de San Petersburgo que este miércoles dejó 10 heridos fue un “acto terrorista”. Así lo ha asegurado el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

No obstante, Putin no ha apuntado a ningún grupo o posible autor, ni hasta el momento ha habido ninguna reivindicación.

Al menos diez personas resultaron heridas al explotar una bomba casera en un supermercado de San Petersburgo. La explosión tuvo lugar en la consigna de un supermercado de la cadena Perekriostok.

Según el Comité de Instrucción de Rusia (CIR), el artefacto explosivo casero, que incluía metralla en su interior, tenía una potencia equivalente a 200 gramos de trilita.