Los analistas advierten que el desabastecimiento se acentuará como consecuencia de la destrucción masiva de la industria petrolera por parte del gobierno de Nicolás Maduro.