El comité de medicamentos para humanos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha solicitado como precaución que los titulares de autorizaciones de comercialización de medicamentos para uso humano que contienen sustancias activas sintetizadas químicamente revisen sus medicamentos para detectar la posible presencia de nitrosaminas y analizar todos los productos en riesgo.

Según ha explicado la EMA, las nitrosaminas se clasifican como probables carcinógenos humanos, lo que significa que la exposición a largo plazo por encima de ciertos niveles puede aumentar el riesgo de cáncer.

“Si se detectan nitrosaminas en cualquiera de sus medicamentos, los titulares de autorizaciones de comercialización deben informar a las autoridades de inmediato para que se puedan tomar las medidas reglamentarias adecuadas”, advirtió.

El organismo ha señalado que se enviará una nota a este efecto a los titulares de autorizaciones de comercialización “con información sobre las acciones que deben tomar”.