La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró este martes que aún no ha recibido una solicitud del desarrollador ruso de Sputnik V para estudiar una posible licencia para el uso de esta vacuna en la Unión Europea, y advirtió de que solo la respaldara cuando “se demuestre que sus beneficios generales superan sus riesgos”.