Se moderará al 0,6% en el segundo trimestre

– El Banco de España ha señalado que la economía española está mostrando una “resistencia notable, en un entorno exterior marcado por la incertidumbre y la debilidad del comercio global”.

Así lo ha expresado en informe trimestral de la economía española publicado este jueves, donde apunta que se prevé en el segundo trimestre de 2019 “persista el diferencial de crecimiento de la economía española frente al conjunto del área del euro”.

En el primer trimestre del año, el documento apunta que el PIB español creció, según datos provisionales, un 0,7%. “La información disponible hasta el momento apunta a que el avance del producto en el segundo trimestre podría haber sido del 0,6% en España (frente a la desaceleración más pronunciada en el área del euro)”, avanza.

La continuada mejora de la situación patrimonial de familias y empresas, junto con la persistencia de condiciones financieras “holgadas (a pesar de la aparición de algunos indicios de que las entidades podrían estar comenzando a aplicar criterios más estrictos a la concesión de crédito)”, sigue actuando como elemento de soporte del gasto de los agentes privados.

A futuro, apunta el documento, el ritmo de avance del consumo privado podría experimentar una “cierta moderación”, a la luz del “probable aumento” de la propensión de los hogares al ahorro, dado el reducido nivel alcanzado por esta variable, y de la desaceleración del crédito para consumo “que ya ha comenzado a observarse. No obstante, el repunte de los salarios reales tenderá, por el contrario, a actuar como sostén de este componente del gasto”.

Respecto al empleo, habría moderado su ritmo de avance en el segundo trimestre “con mayor intensidad” que la actividad. Los últimos datos disponibles de afiliación a la Seguridad Social apuntan a una desaceleración en el transcurso del segundo trimestre, más intensa en la economía de mercado. En el conjunto de la economía, la ocupación podría haber crecido, en términos de Contabilidad Nacional, un 0,4% intertrimestral, 0,3 pp menos que en el trimestre anterior.

Por su parte, de acuerdo con la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa de paro se situó en el primer trimestre en el 14,7%, 2 pp por debajo del nivel alcanzado en el mismo período del año anterior. “En el período enero-marzo pudo observarse una cierta ralentización del ritmo de descenso del número de desempleados, mientras que la población activa incrementó su tasa de crecimiento”.

El Banco de España ha señalado que este escenario “está sometido, no obstante, a riesgos a la baja de magnitud significativa”, apuntando al agravamiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la persistencia de los riesgos de que la salida del Reino Unido de la UE se produzca sin un acuerdo previo y que “no se han despejado las dudas acerca del grado de efectividad de las medidas expansivas adoptadas por las autoridades chinas para impulsar la actividad en esa economía”. Además, continúa, “en el plano interno, no se ha constituido todavía un gobierno de la nación tras las elecciones celebradas hace dos meses, por lo que subsisten las incertidumbres acerca de las futuras políticas económicas”.