Los nuevos datos confirman que la sexta economía más grande del mundo entró en recesión técnica al caer por segundo trimestre consecutivo.