Gracias al aumento del gasto de los hogares y la pujanza de la construcción.