El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha sobrevolado esta mañana las zonas de la provincia de Zaragoza inundadas por la crecida del río Ebro de los últimos días para conocer el estado en el que se encuentran los municipios afectados. Además, ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes ayudas urgentes para paliar los efectos de la crecida.

020315-diazEl ministro del Interior ha realizado el recorrido a bordo de un helicóptero de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y en el transcurso de este reconocimiento aéreo ha sido informado de la evolución de la avenida del agua y de la situación de las localidades de la Ribera Alta, las más afectadas por las inundaciones, con unas 20.000 hectáreas anegadas y varias poblaciones desalojadas.

En este recorrido, el ministro del Interior ha estado acompañado por el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera; el director general de Protección Civil y Emergencias, Juan Antonio Díaz Cruz, y el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

El ministro del Interior ha subrayado la importancia del decreto que el próximo viernes será aprobado por el Consejo de Ministros con una línea de ayudas urgentes y medidas para paliar los efectos de la crecida del Ebro y ha destacado que es “objetivo prioritario” del Ejecutivo agilizar su  tramitación. Asimismo, ha resaltado que el Gobierno trabaja “en estrecha colaboración” con las instituciones aragonesas para dar una “respuesta adecuada” a una situación de emergencia “tan extraordinaria”, al tiempo que ha agradecido a los ciudadanos su “comprensión”.