Es una de las conclusiones del sexto GEO, presentado en la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU en Nairobi

 – El informe de ONU Medio Ambiente alerta de que, si no aumentamos drásticamente las medidas para proteger el medio ambiente, podrían producirse millones de muertes prematuras a mediados de siglo en ciudades y regiones de Asia, Oriente Medio y África.

La resistencia antimicrobiana será una de las principales causas de muerte en 2050 debido a la contaminación de fuentes de agua dulce, y los interruptores endocrinos afectarán la fertilidad masculina y femenina, así como el desarrollo neurológico infantil.

Actualmente, la contaminación del aire es la causa de entre 6 y 7 millones de muertes prematuras anuales, un fenómeno que está previsto que continúe y que mate cada año a entre 4,5 y 7 millones de personas hasta la mitad de este siglo.

Para lograr un futuro con personas sanas, hay que reemplazar el modelo de desarrollo actual de “crecer ahora, limpiar después” por un modelo de “cero residuos” antes del 2050.

Según el informe, si los países destinan un 2% de su PIB a inversiones “verdes” crecerán como hasta ahora, pero con un menor impacto en el clima y los ecosistemas. En este documento se explica que tomar medidas para mitigar los efectos del cambio climático costaría a nivel global 22 billones de dólares, pero los beneficios en salud podrían revertir en unos beneficios de 54 billones de dólares.