Este año la polución es el tema central para crear conciencia en el Día Mundial del Medio Ambiente.  La contaminación del aire tiene un impacto doble tanto en la salud de los seres vivos como en el cambio climático mediante las emisiones de carbono

 – El aire nos amenaza a todos. El 90 % de los habitantes del planeta respira aire contaminado. Pero los más pobres y marginados se llevan la peor parte, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud.

Alrededor de siete millones de personas mueren por la exposición a partículas de aire contaminado que penetran profundamente en los pulmones y en el sistema cardiovascular, causando enfermedades como la apoplejía, el cáncer pulmonar y otras infecciones y dolencias pulmonares y cardiacas. Pero más del 90 % de las muertes relacionadas con la mala calidad del aire ocurre en países de ingresos bajos y medios en regiones como el Mediterráneo oriental, Europa y las Américas.

Nadie escapa a la amenaza que representa el aire contaminado, “desde el vientre materno hasta la tumba”, advertió el director general de la Organización Mundial de la Salud al inaugurar en octubre con motivo de la Primera Conferencia Mundial  sobre Contaminación del Aire y Salud.

Además de la estrategia de la Organización Mundial de la Salud hay otras medidas que se pueden tomar y que tienen un doble impacto, ya que la contaminación del aire no puede desvincularse de las emisiones de carbono de los automóviles, la industria, los aviones, etc, que a su vez están interactuando con el cambio climático. Por eso la aproximación para reducir el carbono contribuirá a mejorar la calidad del aire.

Una forma de hacerlo es a través de la economía circular, que podría reducir hasta un 99% los desechos de algunos sectores industriales y un 99% de sus emisiones de gases de efecto invernaderoayudando así a proteger el medio ambiente.