En una conferencia de prensa después de conversaciones que se extendieron hasta bien entrada la noche, Merkel dijo que el paquete ascendería a 130.000 millones de euros (unos 146.020 millones de dólares) e incluiría un impuesto al valor agregado (IVA) más bajo para impulsar el consumo.