La Comisión Europea ha multado a Facebook con 110 millones de euros por proporcionar información “incorrecta o engañosa” durante la investigación de la Comisión de 2014 en virtud del Reglamento de Concentraciones de la UE de la adquisición de WhatsApp por Facebook.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha señalado que esta decisión “envía una señal clara a las empresas de que deben cumplir con todos los aspectos de las normas de fusiones de la UE, incluida la obligación de proporcionar información correcta, e impone una multa proporcionada y disuasiva en Facebook”.

Cuando Facebook notificó la adquisición de WhatsApp en 2014, informó a la Comisión de que no sería capaz de establecer una correspondencia automática fiable entre las cuentas de los usuarios de Facebook y las cuentas de los usuarios de WhatsApp.

Sin embargo, en agosto de 2016, WhatsApp anunció actualizaciones de sus términos de servicio y política de privacidad, incluida la posibilidad de vincular los números de teléfono de los usuarios de WhatsApp con las identidades de los usuarios de Facebook.

La Comisión ha señalado que esta decisión no afecta a la decisión de la Comisión de octubre de 2014 de autorizar la transacción, sino que se basó en una serie de elementos “que van más allá de la coincidencia automática de usuarios”. Además, destaca la decisión no está relacionada con procesos nacionales en curso en materia de competencia ni a los problemas de privacidad, protección de datos o protección del consumidor que pudieran surgir de la actualización de WhatsApp en agosto del pasado año.