Es la primera jefa del prestamista mundial proveniente de un mercado emergente

Kristalina Georgieva ha sido elegida por el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) como próxima directora gerente del FMI -duodécima titular desde la creación del FMI en 1944- por un período de cinco años a partir del 1 de octubre.

Georgieva creció en Bulgaria bajo el comunismo, ganó reputación durante su paso por el Banco Mundial y la Comisión Europea como una mujer honesta, defensora de la igualdad de género y líder en la lucha contra el cambio climático.

La nueva directora gerente del FMI quiso rendir homenaje a su predecesora, Christine Lagarde, “una gran líder y querida amiga, cuya visión e incansable trabajo han contribuido tanto al continuado éxito del FMI”, reconoció que “es una enorme responsabilidad estar al frente del FMI en un momento en que el crecimiento económico mundial sigue siendo decepcionante, persisten las tensiones comerciales y la deuda se sitúa en niveles históricamente elevados”.

Georgieva avanzó que “nuestra prioridad inmediata es ayudar a los países a minimizar el riesgo de crisis y estar preparados para hacer frente a las desaceleraciones. No obstante, no debemos perder de vista nuestro objetivo a largo plazo: respaldar políticas monetarias, fiscales y estructurales adecuadas con el fin de construir economías más sólidas y mejorar la vida de la gente. Esto también significa abordar cuestiones como la desigualdad, los riesgos climáticos y el rápido cambio tecnológico”.