Un total de 37 provincias están este sábado en aviso de riesgo (amarillo) o de riesgo importante (naranja) por fuertes lluvias, viento, fenómenos costeros, tormentas, aludes o deshielo, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La responsable de que medio país esté en alerta es la llegada de la borrasca Félix, que dejará este sábado precipitaciones que serán localmente fuertes y persistentes en áreas de la vertiente atlántica peninsular y Pirineos.

El viento será fuerte en el centro, con rachas muy fuertes en Galicia y Castilla y León, donde se pueden llegar a registrar ráfagas de hasta 120 kilómetros por hora.

En cuanto a la situación marítima, las olas podrían superar los siete metros de altura en las costas de Galicia y en el Cantábrico occidental, mientras que se espera fuerte oleaje en el resto de las costas de la península y ambos archipiélagos.

La Aemet prevé también deshielos en la mitad norte peninsular, con el consiguiente aumento del caudal en los ríos, y aludes en el Pirineo.