La Asamblea Nacional francesa ha rechazado este jueves la moción de censura presentada por los tres grupos parlamentarios de la izquierda (Socialistas, Insumisos y Comunistas) contra el Gobierno por su gestión de la crisis de los chalecos amarillos.

El partido del presidente, Emmanuel Macron, La República en Marcha, ha tumbado la moción con su mayoría absoluta, tal y como era previsible. La moción ha contado solo con 70 votos de los 289 necesarios para alcanzar la mayoría absoluta necesaria en la Cámara Baja, establecida en los 577 diputados.