La Agencia Europea del Medicamento (EMA) comenzó el jueves (4.3.2021) un análisis en tiempo real de los datos sobre la seguridad, la eficacia y la calidad de la Sputnik V, la vacuna rusa.

En un comunicado, el regulador europeo subrayó que la decisión de dar el paso “se basa en los resultados de los estudios de laboratorio y los estudios clínicos en adultos” que el desarrollador del fármaco ha compartido con los científicos europeos de la EMA, información que ya está siendo analizada por sus expertos en su sede de Ámsterdam.

Coincidiendo con el anuncio de la EMA, las autoridades rusas se dijeron dispuestas a suministrar vacunas a 50 millones de europeos a partir de junio. “Tras la aprobación por parte de la EMA, estaríamos capacitados para suministrar vacunas para 50 millones de europeos a partir de junio de 2021”, dijo en un comunicado Kirill Dmitriyev, director del fondo soberano ruso, que ha contribuido al desarrollo de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus.